Polémica en el fútbol brasileño por la expulsión de un aficionado del Palmeiras del estadio de su equipo por protestar silenciosamente leyendo un libro, en el partido que enfrentaba al ‘verdao’ con el Flamengo, recientemente coronado como campeón de la Libertadores.

Edilson, de 67 años, protestaba silenciosamente en el Allianz Parque mientras leía Ciencia y Revolución, de Karl Marx, cuando en el descanso, fue expulsado del estadio, ante las quejas de varios aficionados a los que la protesta «les incomodó».

El incidente ha generado mucha polémica en diversos círculos de la sociedad brasileña, sobre todo por la falta de clarividencia en el porqué de la protesta. Por un lado, se critica la acción Edilson en el campo de fútbol, que en Brasil es considerado prácticamente como un templo. Sin embargo, la protesta precisamente podría ir hacia el club, mandando un mensaje en contra del juego del equipo que hace que sea más interesante leer un libro que acudir al estadio.

El otro foco de la polémica radica en el contenido del libro y el corte político de este. Recordamos que el presidente de Brasil es Jair Bolsonaro, cuyas discursos son de corte ultraderechistas. Además, teniendo en cuenta que Bolsonaro es aficionado albiverde, no es descabellado pensar que algo tendría que ver que Edilson estuviera leyendo un libro marxista.