Muchos aman al fútbol por que sí, unos cuantos por trabajar en lo que les gusta, ganar mucho dinero y conseguir mujeres lindas. Pero hay algunos que el tema del dinero ya lo tenían solucionado y no les era de preocupación. Conoce en esta galería a los jugadores que ya poseían dinero antes de convertirse en estrellas del fútbol mundial. Estos futbolistas tenían dinero antes de ser famosos ¡Te vas a sorprender!

Cada jugador tiene una historia detrás, muchas de ellas son de etapas difíciles en las que el dinero fue un problema. Pero a base de esfuerzo lograron salir adelante y hoy en día triunfan. Sin embargo, hay otros que también brillan, pero que no tuvieron que pasar por tantos inconvenientes. Gerard Piqué es un ejemplo.

Abundan las historias de los jugadores que consiguieron salir de la pobreza gracias al fútbol. Pero también existen los futbolistas que ya tenían dinero antes de convertirse en estrellas de clase mundial y firmar contratos millonarios. No son los casos más frecuentes, pero aquí repasamos una lista de jugadores que se criaron en familias de buena posición económica. La lista de futbolistas que ya tenían dinero antes de jugar al fútbol:

Hugo Lloris

El portero, capitán de la selección de Francia que se consagró campeona del mundo en Rusia 2018, nació en una familia de clase alta de Niza. Su madre era abogada y su padre banquero. El portero de 31 años solía tomar clases de tenis personalizadas cuando era niño, pero finalmente se decantó por ser futbolista y lleva una carrera muy exitosa.

Gerard Piqué

Su padre, Joan, es un exitoso abogado y empresario, y su madre, Montserrat, es directora de la Unidad de Daño Cerebral del Hospital Instituto Guttman de Barcelona. Además, el abuelo de Piqué, Amador Bernabéu Bosch, fue vicepresidente del FC Barcelona y delegado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Actualmente, además de futbolista, Piqué es un empresario entusiasta: es fundador de Kosmos, un creciente grupo de inversión en deportes y medios de comunicación.

Mario Götze

Es hijo de Jürgen Gotze, quien tiene un puesto destacado en la Universidad de Tecnología de Dortmund y la década de ’90 fue parte de una investigación del Departamento de Ciencias de la Computación de la prestigiosa Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Andrea Pirlo

Todos destacan la clase de Andrea Pirlo y su clase. Pero su buen estilo de vida ya viene desde muchos años atrás, porque su padre, Luigi, es el fundador de una empresa siderúrgica en Brescia. Al retirarse el año pasado, Pirlo empezó a participar en el negocio familiar,  además de poseer un viñedo cerca de donde creció en el norte de Italia.

Kaká

A diferencia de muchos de sus colegas de Brasil, Kaká tuvo una infancia muy tranquila y sin pasar necesidades. No vivió en una favela, como la mayoría de los jugadores con los que compartió la selección brasileña. Con un padre ingeniero y una madre maestra de escuela, el ex jugador del AC Milán estuvo lejos de los barrios más pobres. «A diferencia de otros grandísimos futbolistas que ha dado y da Brasil, yo fui un privilegiado. No pasé hambre, no me castigó la pobreza y no encontré miles de obstáculos para vivir feliz», escribió en una columna para el diario El Mundo en 2003.

Robin van Persie

El ex delantero holandés del Arsenal FC y el Manchester United tuvo padres artistas. Bob van Persie es un reconocido escultor y su madre José Ras es pintora, diseñadora y maestra. Le costó convencerlos de que lo suyo era el deporte y tuvo que insistir que para que apoyen su carrera deportiva, pero finalmente demostró que había elegido la profesión correcta.

Mario Balotelli

Balotelli nació en Palermo, Italia, como hijo de inmigrantes ghaneses y fue adoptado por Francesco y Silvia Balotelli porque sus padres no podían criarlo. Tenía una dura enfermedad intestinal que requería costosos tratamientos. Mario encontró padres adoptivos, quienes lo ayudaron con sus problemas de salud y le brindaron una vida muy plena en Concesio, Brescia. A los 18 años se cambió el apellido y tomó la nacionalidad italiana y tiempo después aseguró que sus padres biológicos se interesaron de nuevo en él cuando empezó a triunfar en el fútbol.

Oliver Bierhoff

El ex futbolista alemán es hijo del Dr. Rolf Bierhoff, jefe de una compañía de energía. Lejos de insistir a su hijo para que estudie o elija una carrera universitaria, el papá del ex delantero del AC Milan siempre lo apoyo para que sea futbolista. De todas formas, el ex jugador germano, cuando se retiró del fútbol, se graduó en 2002 en Economía Empresarial en la Universidad de Hagen.

Gianluca Vialli

El ex jugador italiano de la Sampdoria, la Juventus y el Chelsea, siempre ha tenido una buena posición económica. Es hijo de un millonario y creció con sus cuatro hermanos en el enorme y lujoso Castello di Belgioioso en Cremona.

Frank Lampard

Proviene de una importantes familia ligada al fútbol de Inglaterra. Su padre jugó en el West Ham y su tío es Harry Redknapp, respetado entrenador del fútbol inglés. Siempre supo que iba a ser futbolista y una increíble anécdota de su infancia contada por él mismo lo ilustra a la perfección: «Un profesor de mi escuela me dijo que si me dedicaba al fútbol fracasaría en la vida . Cuando debuté, le envié una entrada.»

Michael Ballack

Nació en Görlitz, una ciudad literalmente pegada a la frontera con Polonia. Stephan, padre del ex mediocampista alemán, siempre tuvo un gran pasar económico por su profesión de ingeniero. Además, su madre Karin también trabajaba: era secretaria.

Marcelo Bielsa

«El loco» Bielsa proviene de una reconocida familia argentina de abogados y políticos, pero el decantó y prefirió el fútbol. Fue jugador, aunque se retiró a los 25 años. Es un reconocido entrenador

Diego Forlán

Forlán nació en una familia muy adinerada de Uruguay por lo que el dinero no le faltó en su infancia. La familia de Forlán es conocida por manejar una amplia cantidad de negocios en Uruguay y también fuera del país. incluso desde su juventud Diego Forlán le pidió a sus padres crear una fundación para ayudar a las personas de bajos recursos de su natal país y que sirviera también para formar talentos futbolísticos y alejarlos del ocio.

El delantero charrúa ha aclarado que el dinero para él nunca fue una motivación y que practicó este deporte  por amor al fútbol.