El siempre polémico Silvio Berlusconi ha vuelto a dar que hablar. El que fuera presidente de Italia es ahora el máximo mandatario del AC Monza, equipo de la Serie C, la tercera italiana.

El pasado fin de semana, tras un encuentro de su equipo ante el Olbia Calcio, se acercó a saludar a los hinchas y dejó una frase que ha dado la vuelta al mundo: «Os dejo, que me tengo que ir de putas», dijo.

Además, se mostró contento con el rendimiento del club e ilusionó a los aficionados: «Al Milán actual lo ganamos», comentó, en referencia al club del que también fue presidente.