El pasado domingo 17 de noviembre se cumplían 40 años del debut de Hulk Hogan sobre un ring, y desde allí emergió un mito que ha sobrepasado todos los límites deportivos para convertirse en icono pop de las últimas 4 décadas.

Su rubia melena (al menos en los inicios), la camiseta amarilla y roja y su impecable manera de arrancársela para lanzarla al público hicieron soñar a muchos de nuestra generación con llegar alguna vez a tener súper poderes y vencer a gigantes como hizo él en WrestleMania III.

En sus inicios no peleó bajo el nombre de Hulk Hogan

Terry Bollea, es el nombre real que encarna al luchador que conocemos como Hulk Hogan. Pero Terry no usó su alias desde un principio sino que antes de su debut en la WWE, peleó 25 combates con el nombre de Terry Boulder en la franquicia Continental Wrestling Association.

Posteriormente, el 13 de Noviembre de 1979, tuvo tres combates grabados en el Agricultural Hall de Allentown de Pennsylvania (que salieron a la luz muchos años después) en la que ya sí que se conocía como WWF Championship Wrestling.

El último de esos tres combates, es decir el último antes de debutar como Hulk Hogan en un ring de WWE, obtuvo la vitoria en poco más de tres minutos ante Harry Valdez.

Cuatro días después nacía el mito. Hogan tardaría casi 5 años en ganar su primer título mundial en WWF y con la maquinaria en marcha ya no había manera de detener esta marea a la que se le bautizó como Hulkmania y que a día de hoy sigue teniendo millones de adeptos en todo el mundo.

¿A qué se dedica Hulk Hogan en la actualidad?

Después de conseguir 6 títulos mundiales en solitario y uno por parejas (junto a Edge), Hulk Hogan fue homenajeado con su entrada en el Salón de la Fama de WWE en 2005 cayendo en desgracia el 23 de Julio del 2015 cuando WWE borró toda referencia al mítico luchador en su web y en sus redes sociales, rompiendo el contrato de embajador que le unía de la compañía, tras salir a la luz un vídeo en el que Hogan realizaba declaraciones racistas contra el novio de su hija.

Tras años de juicios, Hulk volvió a WWE en 2018 durante el evento Crown Jewel en Arabia Saudita, del que cual fue anfitrión.

En la actualidad, con 66 años y tras numerosos pasos por el quirófano para arreglar su maltrecha espalda, Hulk solo piensa en una cosa, un combate más en WrestleMania 36 y ya habría elegido rival según comentó a Los Angeles Times:

«He hablado en muchas ocasiones con Vince McMahon y le he dicho que no puedo estar tranquilo con el hecho de que mi último combate fuera en TNA. Si consigo encontrarme en condiciones con mi espalda me gustaría tener un combate más, un último combate de retiro por todo lo grande.

Me encantaría que fuera contra Vince McMahon, nos lo pasamos tan bien sobre el ring en WrestleMania 19. No sé que me dirá pero él era el tipo más malo del mundo con un timing perfecto y me encantaría luchar contra él aunque recuerdo que todo lo que hacía dolía de verdad. Sería la despedida perfecta».